miércoles, 24 de noviembre de 2010

ESCAPADILLA A JORDANIA

La pasada semana, aprovechando un viaje de curro de una par de semanas a Irán y Emiratos, tuve la oportunidad de acompañar a Homer y Txema a Jordania ya que estos tenían fiesta por el Eid (festividad musulmana que celebra el final del Ramadán). Mientras ellos volvían luego a Dubai, yo volvía la madrugada del sábado al domingo a casita después de 16 días fuera de casa. Eso sí, sarna con gusto no pica se dice.

El primer día alquilamos el coche en Amman con el propósito de viajar al desierto del Wadi Rum y poder disfrutar de la famosa puesta de sol en dicho paraje. Pillamos un guía con su Toyota del año 77 y fuimos a ver un par de lugares por donde anduvo el famoso Lawrence de Arabia (que era gaylor por cierto) y luego nos sentamos a echar un té y disfrutar de la dichosa puesta. Pues el tema fue que se nubló y menos ver la puesta vimos de todo, echamos unos tés y fumamos algo mientras charlábamos con el colega. Luego fuimos a dormir a Aqaba, que queda el sur del país cerca de la frontera con Saudi y donde se puede disfrutar del Mar Rojo. Dimos una vueltilla por la ciudad, cenamos caro y mal en un restaurante del lugar y nos fuimos a la piltra después de que Txema fallara la oportunidad más clara de la noche con una ucraniana de dudosa reputación.



Al día siguiente nos levantamos y salimos rumbo a Petra (el motivo principal del viaje) para echar un vistazo a una de las nuevas 7 maravillas del mundo. Pues salimos algo antes de las 10 y para las 12 pasadas ya habíamos entrado en el recinto. Yo pensaba que no era tan grande, que tenía el desfiladero famoso por Indiana Jones que muere en el templo y poco más, pero me equivoqué. Después de pasar por dicho templo (El Tesoro) fuimos por una zona de tumbas, un teatro y mil ostias más para acabar subiendo al Deir, que viene a ser donde Cristo perdió las sandalias y encima picando para arriba. Resumiendo, que al día siguiente tuve unas agujetas de cojones porque llevo sin hacer deporte el mismo tiempo que la Duquesa de Alba más o menos. De todas maneras, hay que reconocer que lo que hicieron los nabateos tiene su mérito y era chulo de cojones, encima tuvimos la suerte de disfrutarlo con una temperatura de 22-28º. Por cierto, que la ciudad fue descubierta por un tal Jean Louis Burckhardt en 1812, que se disfrazó de moraco y que se tuvo que quedar flipado cuando se encontró con todo el pastel.



El jueves pusimos rumbo a Madaba, que quedaba a 30 o 40 kms del Mar Muerto y por el camino hicimos un poco de turismo visitando un par de castillos que aparecían en la Lonely. Llegamos a Madaba donde dimos un paseíllo y pronto a dormir. El viernes amanecimos y dimos otro voltio visitando la Iglesia de San Jorge, donde visitamos un famoso mosaico que es el vestigio cartográfico más antiguo de la Tierra Prometida. Luego nos dirigimos al Mar Muerto con parada en el Monte Nebo que es donde un tal Moisés pudo ver la dichosa Tierra Prometida antes de picharla. De ahí fuimos a la zona de los hoteles donde tras el pago de 25€ pudimos disfrutar de una tumbona, piscina, vestuario y, sobre todo, medio millón de moscas por metro cuadrado. Una vez hecha la visita de rigor para la foto de marras condujimos al Aeropuerto para devolver el coche y volver a casita, que ya iba siendo hora.




Como conclusión podríamos decir que visto una vez, visto todas. A lo que voy, no deja de ser un país moruno al uso, con conducción deportiva tirando a agresiva por los Kankkunen locales, precios caros, gente no agradable en demasía y una sobreexplotación turística por encima de la de Benidorm. Por eso, la mejor opción es alquilar un coche y darte un voltio a tu pedo. En caso de que viajéis algún día hacia Asia, si podéis parar, alquilaros un coche, conducid a Petra, haced la visita de rigor y a toda ostia vuelta al Aeropuerto.

8 comentarios:

  1. Kaixo.

    Guapos los sitios, gran reportaje, chulas fotos, y gran película Lawrence de Arabia. Por cierto cualquiera diría que Roura y Homer son gemelos... ;) Por cierto ¿Qué es esa piedra plana a la que le sacáis fotos?, del primer bloque de fotos...

    ResponderEliminar
  2. En la piedra creo recordar que había unas inscripciones beduinas, paramos allí por eso y porqué a la izquierda hay una fuentecilla a la que los beduinos la llamaron Lawrence de Arabia en su honor.

    ¿Eso de que parecemos gemelos a que viene?

    Jordania es un país curioso y nosotros fuimos pocos días y a ver lo más importante es decir: Wadi Rum, Petra y Mar Muerto. Que a su vez es lo más turístico y explotado. El norte de Amman ni lo tocamos.No sé depende lo que busques, si te gusta la aventura como la escalada, el buceo, trekings o andar en bici de montaña el país da bastante juego. Si eres una persona religiosa y te gusta explorar con tiempo y detenimiento todos los lugares santos tienes para entretenerte. Y si eres un enamorado de la arqueología en Petra te puedes tirar 3 días sin problema. Bueno y el país tiene una historia muy rica. Nosotros somos turistas del montón así que vemos lo que hay que ver y listo pero yo creo que el país tiene miga. Caro es caro, hay mucho turismo y la gente pues bueno como en todos lados pero no tengo para nada la sensación de que los Jordanos fueran desagradables por lo menos no daban el coñazo como en otros paises. Que si yo visitaría el país pues no pero no porqué no me gustara.
    Opiniones para todos los gustos y de acuerdo con Segura de que la mejor opción es alquilar un coche para moverse por allí.
    Muy buena la crónica Segura.

    ResponderEliminar
  3. Está guapo Jordania para un viajecito corto, tiene lo que tiene y yasta, pero muy guapo. Menos mal que al final fuisteis al Wadi Rum, a mí me parecio muy guapo, las montañas como "derretidas", así como las pinturas rupestres de los timepos de maricastaña que hay. Lo del baño en el mar muerto es una sensación guapísima verdad?, lo malo que te acuerdas de hasta el más mínimo rasguño que tengas. En el norte de Amann solo hay unas ruinas romanas que llegaron a ser capital del imperio romano, o eso dicen porque allí establecieron su residencia los emperadores.

    Pero como resumen a Izaskun y a mí nos gustó Jordania pero disfrutamos mucho más de Siria (fuimos en el mismo viaje).

    ResponderEliminar
  4. Ah!!, por cierto, lo de que Petra era el cañón y el Tesoro no sé de dónde lo sacaste, ya le avisé a Homer que la pateada hasta el Monasterio (eso que está al final a tomar por culo) es bastante considerable, y eso que con 30º ni tan mal, en julio imagina que anal era eso, menos mal que madrugamos y subimos amaneciendo, pero merece la pena, luego hicimos la jaimitada de, después de ver todo, nos subimos a la otra colina, lo cual no aporta nada pero fue el remate para que al llegar al hotel y bañarme en la piscina me entrase un frío letal y una tiritona a 35º ambiente que creía que me quedaba allá.

    ResponderEliminar
  5. por cierto a ver pillado el burro-taxi jajaja

    ResponderEliminar
  6. Homer, simplemente que os parecéis físicamente en las fotos ... grandes, con gafas, visera etc.

    Son paises muy curiosos e interesantes, culturas tan distintas, paisajes áridos tan diferentes ...

    ¡Thanks por reportaje y comentarios!

    ResponderEliminar
  7. Genio y Segura hasta la sepultura...nabatea.
    Grandiosa crónica.
    Muchas gracias por el relato y el viaje.
    P.D:La reputación de la ucraniana no daba pie a duda ninguna.
    Chema

    ResponderEliminar
  8. Bonita cronica Ruben,

    Yo creo que tiene que estar guapo visitar esos parajes

    Tb veo parecido razonable entre Roura y Homer...

    Capaz ke Homer llega con el pelo rojo en navidades, jejeje

    Un abrazo

    ResponderEliminar